Capilla dels Sants Metges

Hospital viejo de Lloret

La capilla pertenecía al antiguo hospital de beneficencia de Lloret, fundado en el año 1445 por Narcís Oliveres, canónigo de la catedral de Girona y administrador de la pavordía del mes de noviembre y, como tal, señor del territorio de Lloret. Al construirse el nuevo hospital, el Ayuntamiento de Lloret puso a la venta esta capilla anexa, que fue adquirida el 21 de junio de 1881 por el canónigo Dr. Narcís Domènech i Parés, quien la cedió acto seguido a la parroquia.

El proceso seguido fue el siguiente: en fecha 10 de noviembre de 1880 el Ayuntamiento de Lloret acudió al obispo de Girona para solicitar la venta de la capilla del antiguo hospital, por ser, de acuerdo con los cánones, su único propietario y, de este modo —gracias al producto de su venta—, poder ayudar en la finalización de las obras del nuevo hospital. El obispo de Girona otorgó su consentimiento bajo la condición de que el comprador, justo a continuación del acto de compra, entregara el inmueble a la Iglesia. No obstante, el comprador se reservaba el derecho de reivindicarla si el Estado quería, en algún momento, adquirir su propiedad. Su precio de venta fue de 1.145 pesetas, que el comprador entregó en bolsas de oro y plata. Estas quedaron en poder de Eduard Martínez i Dalmau, farmacéutico, depositario del Ayuntamiento de Lloret. Firmaron por el consistorio su alcalde, Agustí Font i Surís, y el síndico, Esteve Pi i Parera.

Restauración de la capilla

En el año 1912 se inició su restauración por iniciativa del canónigo Dr. Agustí Vilà, bajo la dirección artística del arquitecto lloretense Bonaventura Conill i Montobbio, quien posteriormente inició la construcción de la parte modernista de la iglesia parroquial de Lloret, así como algunos panteones del nuevo cementerio municipal. En esta restauración se dotó a la capilla de las actuales bóvedas de crucería de baldosa, típicas del modernismo catalán. Tanto la prensa de Girona como la de Barcelona divulgaron su restauración. Cabe destacar, especialmente, la noticia relativa a la escultura de los santos Cosme y Damián, que los artistas Segundo Vaucells y L. Alculiol tenían expuesta en la plaza de Santa Anna de Barcelona, destinada a la capilla de Lloret. Se trata de una obra de mérito, según sus palabras, consistente en un conjunto en el que uno de los santos está de pie y el otro, arrodillado. La capilla dels Sants Metges, tras su restauración, fue inaugurada solemnemente el día 16 de julio del mismo 1912. Como consecuencia de los hechos de la Guerra Civil (1936-1939), el conjunto hospitalario quedó destruido y lo único que se conservó fue su capilla, que, gracias a la devoción de los lloretenses por los Santos Médicos, Cosme y Damián, se reconstruyó una vez terminado el conflicto. Últimamente ha sido conservada por particulares y entidades como Xino-Xano. Entre otras actuaciones, esta asociación la dotó nuevamente de una campana, llamada Marina. Recientemente se ha encargado su conservación y mantenimiento a la Cofradía de Sant Elm, patrón de navegantes y marineros. Tras renovarla interior y exteriormente, y dotarla de un aire marinero, la cofradía la ha adoptado como sede social. Se le ha dado un impulso cultural que la ha convertido en espacio de exposiciones, conciertos, conferencias, etc., conservando su uso religioso. Próximamente, con el fin de conmemorar el centenario de su restauración por el arquitecto Bonaventura Conill (16 de julio de 2012), la Cofradía de Sant Elm tiene la intención de iniciar la restauración de su tejado, que se halla en muy mal estado.

 

Galería de imágenes


Más elementos visitables

Ladeus Web Branding