Ermita de las Alegrías

Culto y tradición

La ermita de Les Alegries fue la parroquia de la población desde su consagración en el año 1079 hasta 1522, cuando se trasladó a su ubicación actual. Los terrenos donde se construyó la ermita fueron donados por Sicardis, señora de Lloret de Mar, junto con 34 pasos alrededor para albergar el cementerio. Se cree que se eligió esta ubicación por ser la encrucijada de los caminos a Tossa, Maçanet, Santa Coloma de Farners y Girona.

Una vez trasladada la parroquia, la ermita recibió distintos nombres, como Església Vella o Mare de Déu Antiga y, posteriormente, Mare de Déu de les Alegries. Se accede al templo por una escalera presidida por una pequeña capilla con una Virgen de alabastro, hecha esculpir por una devota que guardó el brazo de la imagen anterior, destruida durante la Guerra Civil. De la época románica se conserva la parte inferior del campanario hasta el primer nivel de ventanas. Una reciente restauración ha puesto de relieve el románico de las paredes de la fachada y laterales. A lo largo del tiempo, la ermita ha sufrido muchas modificaciones. En 1913 se llevó a cabo una importante reforma financiada por los hermanos Narcís y Joan Gelats Durall, en la que se modificó la fachada, la puerta de entrada y el interior de la ermita. También se colocó el retablo barroco y se construyó el camarín de la Virgen siguiendo las líneas de la época, con dorados, estucos venecianos y mármol. Se ejecutaron seis pinturas murales con reproducciones de los misterios gozosos y la Ascensión de Cristo, en los que aparecen retratados personajes de la época, entre ellos uno de los mecenas. En 1914 se añadió un segundo nivel de doble ventana en el campanario, y en 1939 se construyó el tejado con arcos lombardos. La imagen de la Virgen fue restaurada en el año 2006 por la madre Elena del convento de Sant Daniel de Girona, licenciada en arte y técnica restauradora, y encargada de la restauración del tapiz de la Creación de la catedral de Girona. En el exterior de la ermita se pueden observar unos alcornoques centenarios, así como una pequeña exposición de la futura muestra de herramientas agrícolas de Les Alegries.

Visitas

La ermita abre al público con motivo de su Fiesta Mayor, que se celebra el 8 de septiembre, por la tarde, y el siguiente domingo, cuando permanece abierta todo el día. En enero abre el primer domingo después de Reyes, durante la mañana. Ese día se celebra la Fiesta del Traginer, en honor a la figura del traginer (‘arriero’), rodeada por la leyenda del mismo nombre. En mayo se celebra la Fiesta de las Flores: la ermita se engalana de flores y se puede visitar la sacristía durante todo el día.

Galería de imágenes


Más elementos visitables

Ladeus Web Branding