Castillo de Sant Joan

Testigo de la época medieval

¿Sabías que...?

el Castillo de Sant Joan tenía diferentes elementos defensivos?

Si el enemigo quería conquistar el castillo se encontraba con una serie de obstáculos que se lo complicaban. Para empezar, tenían que superar un foso de dos metros de profundidad excavado en la misma roca. Si lo lograban, se encontraban con la muralla de piedra que rodeaba todo el perímetro y por último, tenían que superar la entrada con forma de L . Esta forma obligaba a los soldados atacantes, que acostumbraban a llevar el escudo en su lado izquierdo, a quedar  desprotegidos del  flanco derecho siendo así  más vulnerables ante un ataque sorpresa desde dentro.

Los orígenes del Castillo de Sant Joan son también los orígenes de la villa de Lloret. En el remoto siglo XI d. C., las tierras delimitadas como Loredo estaban señoreadas por Sicardis de Lloret (1031-1103). Por disposición testamentaria de Sicardis, los terrenos feudales pasaron a ser compartidos por dos de sus hijos: Bernat Umbert, obispo de Girona, y Bernat Gaufred, señor laico que se convirtió en Señor de Palafolls.

La jurisdicción compartida se extendió hasta el año 1218, cuando al fallecer el obispo Bernat Umbert, el feudo pasó a pertenecer exclusivamente a la Sede del Cabildo de la Catedral de Girona. En 1790, el Común y los habitantes de Lloret pidieron al Real Consejo de Hacienda la incorporación del castillo y su término al patrimonio real a cambio del pago de 8.000 libras al Cabildo de la Catedral por la pérdida de los derechos. El pleito, que duró hasta el año 1802, se resolvió a favor de los habitantes de Lloret y puso punto final a casi ocho siglos de señoría, aunque el Castillo de Sant Joan perteneció al Cabildo hasta el 1807. El conflicto bélico que enfrentó Inglaterra contra España y Francia y que concluyó en la batalla de Trafalgar, tuvo también un efecto desastroso en la torre del castillo de Sant Joan. En el año 1805 la armada británica bombardeó la torre, hecho que supuso la destrucción definitiva del recinto fortificado. El castillo permaneció en desuso durante el siglo XIX y quedó reducido a un montón de ruinas. La torre ha sido restaurada y se puede visitar, así como el resto del recinto que se encuentra señalizado.

Galería de imágenes


Más elementos visitables

Ladeus Web Branding